Un cas pels mestres…

Aquesta entrada està dirigida als meus companys mestres. És un cas completament real però, com podeu suposar, les dades personals no són les correctes. El cas és que m’agradaria que donèssiu la vostra opinió i, fins i tot,algunes recomanacions.

En Pere és un infant matriculat a 5è EP, té 11 anys i una situació familiar força complicada. Està escolaritzat al centre des de primer cicle i sembla que encara no s’hi ha adaptat. Està diagnosticat com a un infant amb TDAH però, actualment no està medicat, tot i que fa uns anys sí que es medicava. Aquest curs la família es tanca en banda cap a la medicació.
El comportament de’n Pere no és bó. Tot sovint té conductes disruptives dins l’aula, molestant als seus companys i a la mestra. Amb aquesta darrera la relació és molt dolenta. En Pere constament la puny i fa coses per crear malestar dins l’aula. Darrerament ha agafat la costum de no dir la veritat sobre el que passa a l’aula als seus pares. L’han apuntat a repàs i fa els deures però no els ensenya a la mestra, per la qual cosa aquesta pensa que la tasca no està feta, creant així cert malestar entre mestra i familia.
Des del centre esteim molt preocupats amb aquest alumne ja que no és el primer curs que dóna problemes. La pregunta és, com hauríem d’actuar?

Espero les vostres aportacions!

0 comentarios

  1. Lucía Fulgado

    Uff, pues la verdad es que sin la colaboración de la familia lo tenéis difícil. Yo creo que es por donde hay que empezar. La tutora debería pedir apoyo al equipo directivo y a la maestra o maestro de pedagogía terapéutica, (pues supongo que estará asistiendo a algún programa de refuerzo en el centro) y todos juntos deberíais concertar una reunión con la familia del niño para aclarar la situación y las intenciones del Centro, (que no son más que las que beneficien al niño).
    Es importantísimo que la familia tome conciencia del problema y empiece a actuar. Además debe buscar ayuda médica, si como cuentas tiene problemas.
    Si conseguís el apoyo familiar será más fácil. Lo siguiente será establecer un protocolo de actuación con el niño para ir modificando su conducta. (no puedo ayudarte en eso porque no sé los problemas concretos que tiene el niño, ni los recursos con los que contáis)
    En mi cole hay un niño con el que se ha actuado así desde que entro en 3º y ya está en 6º. Empezó a cambiar el pasado curso y ahora es otro niño… Es un niño encantador, cariñoso y sociable. Aún le cuesta realizar sus tareas sin ayuda, pero estamos muy satisfechos de haber conseguido su "adaptación normalizada".
    Y todo se ha conseguido gracias a su madre!!
    Este niño, además tiene un nivel cognitivo bajo y salía 7 horas al aula de pt y tenía otras 3 ó 4 horas de refuerzo personal dentro o fuera de la clase. Llevaba una agenda en la que se le registraba cada hora y su comportamiento (caritas sonrientes o no en función de cómo se había comportado)Ya no necesita de la agenda. Tenía una rutina muy estable… bueno es difícil explicarlo por aquí, pero se le hizo un plan de actuación muy similar al de los niños autistas. Porque se consideró que sobre todo había que mantenerle una rutina que le diera seguridad.
    espero haberte ayudado.
    Lucía, maestra en una localidad de Sevilla

  2. Muchas gracias por tu respuesta Lucía!
    La verdad es que si, la colaboración de la familia es fundamenta y en este caso no se da. Hace unas semanas tuvimos una reunión entre los padres y todo el profesorado que trabaja con el alumno (tutora, AD, AL, PT y la directora del centro) y, la verdad, no fué ni bien ni mal. Ellos niegan su trastorno y aseguran que hay un diagnóstico equivocado, que el problema es que a su hijo no le gusta ni el centro, ni sus compañeros…
    Es algo triste la verdad. De momento hemos acordado que se haga un seguimiento de las tareas que debe hacer en casa y en la agenda se hacen los comentarios sobre comportamiento. Tiene a una maestra que hace el seguimiento constante y parece que va mejorando un poco su comportamiento y, en general, va haciendo los deberes. A ver como pasan los meses…

  3. Lucía

    La negación de los padres es normal. Los padres del niños que te comento también pasaron por esa fase.
    Debéis conseguir su colaboración, si no cualquier medida que toméis va a ser casi inútil. Aunque ya veo que la cosa va mejor…
    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *