12 meses, 12 libros sobre educación: «Próxima estación: aprendizaje»

Hola compis!

En año nuevo todos nos planteamos nuevos retos. Y aunque llego semanas tarde, aquí está mi gran proyecto de este año: leer 12 libros sobre educación y llevar alguno de los contenidos a clase. Mi idea es hacer una pequeña reseña del libro y enseñaros qué cosas he aplicado en clase.

El primer libro de este año es «Próxima parada aprendizaje» de Alba Sabuco (@parentesiseducación en Instagram). Lo leí durante las vacaciones de navidad y apunté un montón de ideas para llevar a clase. Empecé a seguir a Alba cuando estaba estudiando la oposición. Creo recordar que coincidió con el viaje de vuelta de USA a ESP. En ese momento sus propuestas ya me parecían súper interesantes, pero como AL no veía como poder adaptarlas a mis sesiones. Ver como otros preparan sus oposiciones une, así que me quedé.

«Próxima estación: aprendizaje» es un libro muy práctico, donde Alba nos explica treinta propuestas para hacer en clase y conseguir el aprendizaje de nuestros alumnos. Leer el libro supone irse de viaje, pasando por diferentes estaciones o paradas con el objetivo de conseguir el aprendizaje de todo el alumnado. Es una excelente herramienta para aprender diferentes técnicas y estrategias para ayudar a nuestros alumnos a aprender, independientemente de si presentan o no necesidades educativas especiales.

Aunque Alba es profe de inglés en secundaria y yo este curso trabajo como tutora de primaria, la gran mayoría de sus propuestas se pueden adaptar al aula de primaria y a cualquier asignatura. No quiero contaros lo que nos cuenta el libro, pero sí explicar como he adaptado algunas de las técnicas a mi clase:

Participamos todos: el error forma parte de nuestro aprendizaje

No sé vosotros pero, aunque tengo un grupo reducido de alumnos, a alguno de ellos le cuesta participar en clase. Tengo un grupo de 5 o 6 que siempre tienen ganas de hablar, pero también otro grupito que apenas participa. Hemos hablado mucho del por qué y todos han dicho que no lo hacen por miedo a equivocarse, que les gustaría hacerlo pero el miedo a hacerlo mal o a que un compañero se ría de ellos, los para. Así que estuve un tiempo pensando qué hacer.

Al leer el libro caí en la necesidad de cambiar la manera de pedir la participación en clase. Preparé unos depresores linguales (palitos de helado) de cuando trabajaba las praxias en las sesiones de AL (¿Hará de eso 5 cursos ya?) con el nombre de todos los alumnos del grupo. Al llegar al cole de vuelta de las vacaciones les expliqué que quería que todo el mundo participara en clase y que equivocarse forma parte de nuestro aprendizaje. Si no nos equivocamos, no aprendemos. Aunque la estrategia no puedo usarla siempre, en la mayoría de ocasiones, son ellos mismos los que me piden «usar los palitos». Eso si, para conseguir que la técnica funcione, hay que dejar un tiempo para que todos puedan pensar la respuesta. Así, las probabilidades de éxito son mayores.

¿Qué pasa si un alumnos se equivoca? Absolutamente nada. Pasamos al siguiente y entre todos le ayudamos a que vea dónde estaba su error. De momento está funcionando bastante bien.

Nuestras estrellas de trabajo en grupo.

Otra de las estrategias que hemos puesto en funcionamiento en clase es el semáforo de grupo. Sí, hemos conseguido trabajar en grupo en clase, aunque me gustaría usar más dinámicas de trabajo cooperativo. ¿Qué problema tenía? Me volvía loca ayudando a los diferentes grupos porque todos pedían ayuda al mismo tiempo con «Conxa, Conxa, no entendemos esto». Además les daba igual si estaba hablando con otro grupo y era un caos absoluto. Así que tuvimos que recordar las normas de trabajo cooperativo e introducir una nueva. Creé las estrellas que veis en la fotografía, de manera que de un simple golpe de vista puedo ver quién necesita ayuda. Además, establecimos que antes de poner la estrella roja (que significa que necesitan ayuda urgente), debían buscar alternativas para resolver el problema y poner la amarilla. Así, si yo estaba en otro grupo, podía saber a qué grupo ir después.

¿Funciona? Pues la verdad es que si, pero a veces se olvidan de usar las estrellas y volvemos a tener el caos absoluto en clase. Habrá que seguir trabajando.

«Niveles de voz»

Desde que empecé a seguir a Alba ha hecho incapié en la necesidad de que los alumnos sepan qué queremos de ellos, que esperamos de ellos en una sesión. Entre diferentes propuestas, nos presenta los niveles de voz, algo que seguro que ya habéis escuchado otras veces.

Llevo dandole vueltas desde que introdujimos el trabajo cooperativo en clase, porque el nivel de ruido a veces es insoportable. Y aunque lo hablamos antes de empezar, es muy fácil que se descontrole. Voy a confesar que aún no la he puesto en práctica en clase porque no he terminado de preparar un material visual para colgar en clase. En cuanto esté, lo comparto con vosotros por si os interesa también tenerlo.

Nuestra lista de reproducción en Spotify

Acabo con otra estrategia que aún no he puesto en funcionamiento en clase pero que llevo con ella en mente desde principio de curso: crear una lista de Spotify con los temas que les gustan a mis alumnos. Aunque muy a menudo ponemos música en clase para trabajar, hasta la fecha la música la he elegido yo. Tal y como nos comenta Alba, es necesario crear un buen clima de trabajo en clase y la música puede ser nuestro aliada.

Estas son las cuatro propuestas que he empezado a aplicar al aula o que llevo con ellas en la cabeza mucho tiempo, pero en el libro encontraréis muchas más. Si seguís a Alba en instagram, os sonaran muchas de las propuestas que explica en el libro porque ella las aplica en sus clases y nos lo ha ido contando con el paso de los años. Sin embargo, en el libro tenemos la explicación y el referente teórico, que creo que es fundamental: saber por qué hacemos las cosas y no sólo porque son bonitas o están de moda. Así que, la lectura del libro es más que recomendada para cualquier docente que quiera mejorar sus clases.

¿Quieres comprar el libro de Alba? Visita su página web y descubre cómo hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *